¿Qué hace envejecer la piel?

¿Qué hace envejecer la piel?
Publicado : 26-Apr-2014   /   by Laura gomez alonso   /   Comentarios (0)

      Nos cuidamos cada vez más,  vamos al centro de estética, a la peluquería, al fisioterapeuta, al podólogo, preparador personal… gastamos en cosmética de última generación y cirugías estéticas. Pero todo esto es inútil si nuestras costumbres y hábitos no son saludables. Rejunece por dentro y se notará por fuera.

     La piel no es sólo nuestra carta de presentación, sino que es un órgano que contribuye a la desintoxicación y equilibrio hormonal de nuestro organismo. La piel se expresa cuando tenemos un problema hepático, hormonal, un cambio drástico en nuestra dieta, el estrés. Una piel sana es una piel bella.

12 Malos hábitos para nuestra  piel.

1.Dormir poco

Afecta directamente al metabolismo de la piel, la regulación de las células y la renovación celular se producen por la noche. Permanecer hasta altas horas despierto es uno de los enemigos más comunes de la gente joven.  Las personas que trabajan de noche envejecen más rápido.

2.El estrés

La ansiedad, la depresión, el desanimo… todos nuestros estados de ánimo se reflejan en la piel. La expresión de nuestro rostro, también se modifica, con arrugas que expresan nuestra preocupación, tristeza. El pasar una mala racha hace que parezcamos más viejos y cansados, al contrario una persona feliz lo refleja en todos los poros de su piel.

3.El tabaco

Todo el mundo lo sabe, fumar es pésimo para la salud y además oxida la piel, la deja opaca, sin brillo y nos crea el famoso código de barras en los labios.

4.El alcohol

Deshidrata el organismo y por tanto la piel, llena nuestro organismo de toxinas que eliminamos al sudar, haciendo que la piel tome un color cetrino y aspecto viscoso.

5.Beber poca agua

Es necesario limpiar nuestro organismo con un mínimo de litro y medio. La hidratación es primordial, sino las funciones de la piel se paralizan.

6.Comida basura

La piel refleja los problemas digestivos. Come tranquila alimentos frescos, verduras, frutas y carnes blancas,en mayor cantidad y carbohidratos, carne roja y azucares en menor proporción. Evita los alimentos procesados, el exceso de azúcar, los refrescos, conservantes, productos lácteos, exceso de sal, congelados, comidas precocinadas y no abuses de la comida basura.

7.Cambios bruscos de peso

Al adelgazar se pierde muchas proteínas que hay que recuperar poco a poco, con las dietas milagro, se pierde y se gana peso muy rápido, haciendo que nuestra piel se descuelgue y tenga muy mal aspecto.

8.Exceso de higiene

Tenemos una emulsión cutánea, una grasita natural, que nos protege, pero con los limpiadores tan agresivos se destruye, dando paso a que un montón de gérmenes proliferen. El exceso de higiene también hace modificar nuestro Ph, estando igualmente desprotegida. Se recomienda usar jabones neutros y no ducharse en exceso.

9.Vida sedentaria

El deporte hace mejorar la circulación sanguínea. También se suda facilitando la excreción de residuos y toxinas. Fortalece la musculatura, mejorando la flaccidez cutánea.

10.El sol

Uno de los envejecimientos más comunes es el fotoenvejecimiento. Atrofia la elastina haciendo que la piel se vuelva flácida. Sino protegemos la piel del sol, esta se engrosa y envejece prematuramente. Además de la aparición de manchas y lesiones más preocupantes.

11.La contaminación ambiental

Esta contaminación tiene un mayor impacto en el sistema respiratorio pero también en nuestra piel, provocando una reducción de la elasticidad, dando lugar a un envejecimiento prematuro. Hay que limpiar e hidratar la piel a  diario para protegerla. Especial atención a la contaminación química, con los suavizantes y tintes para la ropa, los ambientadores de casa, que cada vez provocan más alergias dermatológicas. y pieles atópicas en los bebés.

 

12.Utilizar cosméticos inadecuados

Cada uno tenemos un tipo de piel, que suele venirnos dada de nacimiento, es importante que no confundamos nuestro tipo de piel, puesto que usaremos cremas que no sólo no resolverán el problema sino que nos crearán otro. Además la piel cambia a lo largo de nuestra vida  terminando siempre más seca y sensible. En las mujeres hay unos cambios hormonales donde hay que estar muy atentas a las nuevas necesidades de nuestra piel. No se puede tratar igual un acné juvenil que un acné adulto, puesto que la piel a esta edad requiere unos cuidados más específicos, como primeras arrugas, flaccidez

     Ya sabéis es importante hacer las cosas bien, pero más importante no hacerlas mal. CUÍDATE Y TU PIEL TE LO AGRADECERÁ.

  Si conoces más malos hábitos, coméntalo cuanto más sepamos mas podremos prevenir el envejecimiento. Y si te ha gustado el artículo compártelo con tus amigos.

                                                                                  

Comentarios (0)

Escribir comentarios
Nombre Email Mensaje
Control de verificación. Sino entiendes la imagen, da un click sobre la misma para cambiarla.